Vulnerabilidad

Vulnerabilidad

Carmen Magallón

17/03/2020

Insólitos días, los que nos toca vivir. Recluidos en casa, sentimos estar inmersos en una realidad ajena e irreal. Los aplausos al personal sanitario nos vinculan a vecinos desconocidos que se asoman a balcones y ventanas. Una amiga dio en el clavo cuando, comunicando por WhatsApp la emoción que le supuso ese aplauso, escribió: “… y qué amor de golpe por los vecinos del bloque de enfrente”. Recrear en nuestro interior este sentimiento de unidad y cariño entre vecinos nos da fuerza para afrontar la complejidad de la situación: sanitarios desbordados, casuística de puestos de trabajo, cierres y despidos, niños y niñas pidiendo salir a la calle, personal de riesgo necesitado de apoyo, conciencia de desigualdad en función de los metros cuadrados en los que estamos confinados, desencuentros políticos …

Tal vez aprendamos que la radical vulnerabilidad individual y colectiva, ahora al desnudo, no es algo coyuntural sino una característica del ser humano de la que es posible extraer conse­cuencias para la vida y para las políticas públicas. Que asumirla coherentemente conduciría a otro tipo de actitudes y prioridades: a políticas orientadas no a un ciego crecimiento y una supremacía dominadora sino a planificar la centralidad del cuidado; al fortalecimiento de la gobernanza global; a la acogida generosa del Otro que, mañana, hoy, puedo ser yo en una frontera; en suma, a plas­mar de modo pragmático en la acción política que somos una humanidad interdependiente habitando un planeta común.

Carmen Magallón

Presidenta de Honor de WILPF España

*Artículo publicado en El Heraldo de Aragón

*Fotografía AFP, El Heraldo de Aragón

Posts recomendados

Deja un comentario