Plataforma No Somos Delito

La sección española de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF España) se ha adherido a la Plataforma No Somos Delito. ¿Por qué? Porque la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana del gobierno del Partido Popular, que previsiblemente se hará efectiva el 1 de junio de 2015, nos parece un ataque a la democracia. Lo mismo ocurre con la Reforma del Código Penal. Las también conocidas como Leyes Mordaza son una aberración desde el punto de vista de la defensa de la paz y la libertad, por muchas razones. Aquí os dejamos las más importantes:

1- Criminalizan la protesta pacífica. Criminalizan, por tanto, el ADN de WILPF.

2- Estas leyes son un ataque a nuestros principios, en tanto que coartan las libertades fundamentales de ciudadanos, activistas e informadores.

3- Son un recorte y un cambio sin precedentes en nuestro sistema de derechos.

4- La ley Mordaza supone un ataque directo a la libertad de prensa y al derecho a la información.

5- Varios relatores del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, han mostrado su frontal rechazo al Proyecto de Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana y a las reformas del Código Penal, por las limitaciones a las libertades de expresión y de reunión, así como en materia de delitos antiterroristas.

6- La ley antiterrorista –incluida en la reforma del código penal- podría criminalizar conductas que no constituirían terrorismo y podría resultar entre otros en restricciones desproporcionadas al ejercicio de la libertad de expresión. Es inaceptable que un periodista o reportero gráfico pueda ser detenido e incomunicado durante 5 días por cubrir una protesta.

7- Parar desahucios o tuitear sobre una protesta con disturbios podrían, también, ser investigadas como terrorismo.

8- Estas leyes permitirán abusos en los controles y en la retirada de información disponible en internet.

9- Las leyes están redactadas para prohibir determinadas formas de protesta social, con el claro objetivo de cortar las alas a determinados colectivos, incómodos para el poder por denunciar prácticas como los desahucios, las violaciones de DDHH en las fronteras o las políticas medioambientales.

10- Queremos contribuir a un proceso en el que los pueblos rechacen el coste humano del modelo de producción capitalista, se convenzan de que otro mundo es posible y actúen de forma no violenta para hacerlo realidad. Las leyes mordaza están pensadas para impedir ese proceso, pero no podrán hacerlo.

Posts recientes
Contáctanos

Mándanos un email y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible.

Empieza a teclear y presiona enter para buscar