No hay paz sin justicia económica. WILPF reclama un Tratado Vinculante que obligue a las multinacionales a respetar los derechos humanos

Desde el 26 al 30 de octubre tendrá lugar la sexta sesión del  Grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sobre las empresas transnacionales y otras empresas comerciales en materia de derechos humanos, dentro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. El objetivo es avanzar hacia la elaboración de un Tratado Vinculante que obligue a los Estados a prevenir y llevar ante la justicia las violaciones de los derechos humanos cometidos por grandes empresas. Numerosas organizaciones sociales, entre las que se encuentra WILPF, presionan para lograr un Tratado ambicioso en defensa de los derechos humanos, mientras que el proceso avanza lento.

Por qué WILPF defiende un Tratado Vinculante

Desde la creación de WILPF en 1915 hasta hoy, defendemos que la paz solo es posible con justicia económica y social. Por eso analizamos y denunciamos los efectos injustos de las políticas económicas neoliberales y de las empresas sobre los derechos humanos, en particular sobre los derechos de las mujeres. También seguimos planteando cómo las actividades de las empresas y las políticas económicas injustas pueden sentar las bases de la pobreza y la desigualdad, que conducen a conflictos sociales o incluso a la guerra.

Basándonos en la larga experiencia de WILPF en materia de participación y promoción en las Naciones Unidas y en nuestros conocimientos especializados en materia de derechos humanos, desde 2015 hemos estado haciendo campaña con aliados de la sociedad civil para que se apruebe un tratado internacional que cree obligaciones para los Estados a fin de prevenir los abusos de los derechos humanos por parte de las empresas (denominado en general “Tratado vinculante”) y para crear mecanismos que garanticen el acceso efectivo de las víctimas a la justicia. Nuestro objetivo desde el comienzo de este proceso ha sido asegurar la participación significativa de las mujeres en el proceso, incorporar el enfoque de género en la elaboración del tratado y la sensibilidad al conflicto. Este ha sido el objetivo de WILPF también en otras negociaciones de tratados internacionales como el Tratado sobre el Comercio de Armas o la prohibición de las armas nucleares.

Qué Tratado Vinculante reclamamos

Desde 2016 WILPF ha estado involucrada en la coalición feminista #Feminists4bindingtreaty. Esta coalición está compuesta por organizaciones de mujeres y de derechos humanos y movimientos sociales de todo el mundo que trabajan para lograr un tratado sobre corporaciones y derechos humanos que tenga en cuenta la perspectiva de género. Nuestras principales demandas siguen siendo garantizar que se tengan plenamente en cuenta los efectos de las empresas en las mujeres, el acceso a la justicia para las mujeres afectadas y la participación significativa de las mujeres en el proceso. En concreto, demandamos evaluaciones obligatorias de las repercusiones de las operaciones comerciales en los derechos humanos desde el punto de vista del género; mecanismos de justicia y reparación que tengan en cuenta las cuestiones de género en lo que respecta a las violaciones de derechos cometidas por las empresas; y la garantía del respeto, la protección y un entorno propicio para los defensores de los derechos humanos, prestando especial atención a las necesidades específicas de las mujeres defensoras de los derechos humanos.

WILPF continuará trabajando con organizaciones aliadas para garantizar que las demandas feministas sean completamente recogidas en el siguiente borrador del tratado.

Posts recientes
Contáctanos

Mándanos un email y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible.

Empieza a teclear y presiona enter para buscar