Llamamiento a la acción: ¡No más guerras! ¡Ni ahora ni nunca más!

Llamamiento de WILPF Internacional publicado originalmente en inglés aquí.

Nosotras, el pueblo, los activistas, los que nos preocupamos, ya no tenemos tiempo de esperar a que los que están en el poder entren en razón. Debemos actuar ahora, con la máxima urgencia, para proteger nuestro planeta y a nosotras y nosotros mismos de la destrucción que nos ha traído una élite corrupta, privilegiada y militarizada, que se nutre de la destrucción de todos los seres vivos de este planeta.

La paz mundial está amenazada. Lo ha estado desde hace mucho tiempo. Pero los últimos acontecimientos, que han culminado con la crisis de Ucrania, han provocado un rápido deterioro de nuestra seguridad humana, a niveles que recuerdan a los de 1914. Los despliegues y movimientos de tropas, no sólo a lo largo de la frontera ucraniana, sino en todo el mundo; el actual enfrentamiento entre Rusia y la OTAN; las guerras por delegación, las ocupaciones y las agresiones; el aumento de los Gobiernos fascistas; la reacción contra los derechos humanos, y en particular contra los derechos de las mujeres; la carrera por la hegemonía económica; así como la violencia económica perpetrada contra nosotras y nosotros a través de las políticas de austeridad y la explotación de nuestras vidas, nuestro trabajo y nuestros recursos planetarios; todo ello ha ido minando la paz mundial, y hemos llegado a un punto de no retorno.

Con cada conflicto, la situación ha empeorado. En lugar de un liderazgo político visionario, las élites nos han llevado al borde de una guerra total. Una vez más.

La violencia, la guerra y la destrucción son medios legítimos para alcanzar un fin para las élites en el poder. La economía política capitalista, apoyada por un orden mundial patriarcal, militarizado y racializado, es donde mejor prosperan.

En realidad, no debería sorprendernos, ya que la violencia, la guerra y la destrucción son medios legítimos para alcanzar un fin para las élites en el poder. La economía política capitalista, apoyada por un orden mundial patriarcal, militarizado y racializado, es donde mejor prosperan.

Las élites fabrican conflictos como en una cadena de producción. Sus mensajes políticos y su “diplomacia” se parecen más a la promoción exagerada de otra guerra que a otra cosa. Hacen sonar sus armas, flexionan sus músculos y se incitan mutuamente a una violencia cada vez mayor, arrastrándonos a un ciclo interminable de destrucción, muerte y desesperación.

En lugar de aprender las lecciones de nuestro pasado no tan lejano, este grupo privilegiado de hombres blancos se siente con derecho no sólo a repetir los errores de la historia, sino a duplicarlos. Nuestra historia está plagada de sus juegos de guerra y de sus planes. Lo único que importa son los intereses y las necesidades de las élites privilegiadas en el poder.

Este grupo privilegiado de hombres blancos se siente con derecho no sólo a repetir los errores de la historia, sino a duplicarlos. Nuestra historia está plagada de sus juegos de guerra y de sus planes. Lo único que importa son los intereses y las necesidades de las élites privilegiadas en el poder.

El llamado liderazgo democrático nos ha fallado. También lo han hecho los organismos supranacionales, como las Naciones Unidas, a los que hemos confiado colectivamente la construcción y salvaguarda de la paz mundial. Su incapacidad para actuar en nuestro nombre ha llevado al planeta a su momento más peligroso.

El espacio para imaginar y construir una paz sostenible, justa y feminista parece desaparecer con cada hora que pasa. Con las tecnologías militares, las armas y los arsenales nucleares de hoy en día, hay poco que esperar a menos que todas y todos los que podemos perder con la guerra y la violencia nos levantemos colectivamente y, con una voz unida, denunciemos la guerra y el militarismo como solución a todo.

Queridas feministas, activistas por la paz, defensores de los derechos humanos, protectores de la tierra y el agua, activistas antinucleares, todas las personas que se organizan para la desmilitarización, todas las personas que entienden que la paz es nuestra única opción, la línea roja se ha cruzado y tenemos que unirnos en torno a un mensaje común.

¡NO MÁS GUERRAS! ¡NI AHORA, NI NUNCA MÁS!

Es hora de afrontar el hecho de que ya no podemos permitirnos el lujo de abordar cada asunto o conflicto por separado, como si no fueran piezas de un mismo puzzle. Si permitimos que el militarismo triunfe nos llevará a la aniquilación de toda la vida.

Si permitimos que el militarismo triunfe nos llevará a la aniquilación de toda la vida. El momento es ahora. Y si no encontramos la manera de unir nuestras diferentes luchas en una voz coherente, pronto no tendremos ninguna voz.

El momento es ahora. Y si no encontramos la manera de unir nuestras diferentes luchas en una voz coherente, pronto no tendremos ninguna voz. Ya no podemos permitirnos el lujo de quedarnos quietas y esperar las reacciones de los que se han perdido por el poder y la codicia. Debemos actuar ahora. Y debemos hacerlo en solidaridad con todas las personasque se enfrentan a una amenaza inmediata contra sus vidas. En Ucrania y en otros lugares.

Podemos ver que algo va terriblemente mal. Y las personas que viven en zonas que están en primera línea de estas políticas destructivas no sólo lo ven, sino que lo sienten agudamente en sus cuerpos. Se nos dice que la guerra en Ucrania es inevitable. Que la invasión de Afganistán, así como la toma de posesión de los talibanes, eran necesarias. Que la primavera árabe no tenía otra dirección que las guerras a gran escala. Se nos dice que cada vez que se eligió la guerra en lugar de la paz era un camino inevitable; aparentemente, las únicas opciones que teníamos eran entre la “cantidad” y el “tipo” de violencia que se utilizaría.

Se nos dice que cada vez que se eligió la guerra en lugar de la paz era un camino inevitable; aparentemente, las únicas opciones que teníamos eran entre la “cantidad” y el “tipo” de violencia que se utilizaría.

No hemos podido resistir colectivamente esta táctica de luz de gas. Es hora de que nos enfrentemos al hecho de que las estrategias que hemos utilizado como activistas no han sido lo suficientemente efectivas y han sido cooptadas con demasiada frecuencia en los juegos sucios de las élites, que en última instancia han llevado a este planeta a su destrucción. Hemos estado demasiado calladas, demasiado divididas. Demasiado apolíticas.

Pero que siempre haya sido así no significa que deba ser así siempre.

Lo más sensato que se puede hacer en este momento es también lo más subversivo para los que están en el poder. Es empezar a tender puentes sobre las divisiones artificiales que han creado entre nuestras luchas. Es empezar a canalizar nuestras voces individuales en una voz colectiva, clara, fuerte y decisiva que exija el fin de la locura, el fin de la retórica de la guerra, de la militarización.

“Empecemos a tender puentes, a canalizar nuestras voces individuales en una voz colectiva, clara, fuerte y decisiva que exija el fin de la locura, el fin de la retórica de la guerra, de la militarización. La solución no está en más seguridad militarizada y en la construcción de la paz neoliberal, sino en forjar un nuevo camino para la seguridad humana,”.

La solución no está en más seguridad militarizada y en la construcción de la paz neoliberal, sino en forjar un nuevo camino para la seguridad humana, basado en la sostenibilidad medioambiental, la solidaridad, la cooperación, la no violencia y una economía política feminista redistributiva centrada en la igualdad, la justicia social, el decrecimiento y la sostenibilidad ecológica.

Esto es un llamamiento a todas las personas para que encontremos formas de reunirnos.

Reunámonos en nuestras comunidades, a través de las fronteras, en pequeños y grandes grupos, en las redes sociales y en cualquier otra plataforma disponible para crear una nueva visión de la paz global, basada en las experiencias interseccionales de las personas y en las necesidades de todo el planeta. 

Reunámonos para crear una nueva visión de la paz global, basada en las experiencias interseccionales de las personas y en las necesidades de todo el planeta. 

Construyamos mecanismos para una verdadera solidaridad internacional.

Conectemos nuestros diversos movimientos progresistas -conectando las luchas feministas, medioambientales, antiausteridad, antimilitaristas, antirracistas y anticapitalistas en una nueva visión de lo que es la paz- a nivel local, regional y global.

Conectemos las luchas feministas, medioambientales, antiausteridad, antimilitaristas, antirracistas y anticapitalistas en una nueva visión de lo que es la paz

Reclamemos los derechos humanos.

Utilicemos las actividades que hemos planificado en los próximos días, semanas y meses para reiterar nuestro mensaje una y otra vez. Planifiquemos pequeñas y grandes acciones. Convoquemos una marcha mundial por la paz, aprovechemos todas y cada una de las oportunidades que tengamos para enviar un mensaje sencillo pero fundamental: No más guerras. No en nuestro nombre. 

Exijamos al Secretario General de la ONU y al Consejo de Seguridad que hagan lo que se les ha encomendado o que se aparten y nos dejen a nosotras, las activistas y organizaciones, construir una nueva infraestructura mundial de paz.

Exijamos a los Gobiernos de nuestros países que denuncien las formas militarizadas o se arriesguen a perder sus posiciones de poder. 

Hagámoslo por el bien de todas las personas que corren un riesgo inmediato de violencia y destrucción militar, así como por el bien de nuestro planeta y de todas y todos nosotros.

Posts recientes
Cheap Tents On Trucks Bird Watching Wildlife Photography Outdoor Hunting Camouflage 2 to 3 Person Hide Pop UP Tent Pop Up Play Dinosaur Tent for Kids Realistic Design Kids Tent Indoor Games House Toys House For Children
Contáctanos

Mándanos un email y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible.

Empieza a teclear y presiona enter para buscar

Cheap Tents On Trucks Bird Watching Wildlife Photography Outdoor Hunting Camouflage 2 to 3 Person Hide Pop UP Tent Pop Up Play Dinosaur Tent for Kids Realistic Design Kids Tent Indoor Games House Toys House For Children