Fortalecemos vínculos con lideresas africanas para defender el feminismo pacifista

Momento de la intervención de la nigeriana Hafasat Abiola-Costello, presidenta de Women in Africa.

WILPF España coorganizó el pasado 28 de octubre, junto con DEMOSPAZ-UAM, y la Cátedra de Educación para la Justicia Social un encuentro con 20 mujeres lideresas de distintos países africanos y del Mediterráneo en la Universidad Autónoma de Madrid, como parte del programa de visitantes RAISA de la Agencia Española de Cooperación (AECID), que busca estrechar vínculos con instituciones públicas y privadas españolas, así como agentes de la sociedad civil y explorar vías de colaboración entre España y sus países.

El acto se inició con las palabras de bienvenida de la rectora de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Amaya Mendikoetxea, que celebró la oportunidad de reunirse con este grupo de mujeres.

A continuación intervino, Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz y director general de la UNESCO (1987-1999), recordó la Declaración de Yamusukro que fue adoptada en Costa de Marfil en 1989 que fue muy importante en la definición de la paz entendida como el respeto a la vida y asociada a unos principios de libertad, justicia, igualdad y solidaridad. También destacó el poder de las mujeres para transformar el mundo y el papel que las organizaciones de mujeres están jugando en muchos lugares del mundo, para poner fin a la violencia y poner en el centro el sostenimiento de la vida.

Manuela Mesa, codirectora del Instituto universitario DEMOSPAZ que presentó el acto, explicó el carácter transdisciplinar del Instituto que aborda los derechos humanos, la democracia y la cultura de paz, desde un diálogo de saberes y resaltó el papel que puede jugar la academia para dar a conocer los Derechos Humanos y la Cultura de Paz y el valor de la democracia. Se trata de lograr un mayor compromiso de la sociedad con los principios de igualdad, justicia social y solidaridad.

Por su parte, el director de la Cátedra Unesco de Educación para la Justicia Social, Javier Murillo señaló la grave situación de injusticia y opresión que se produce en el mundo y su profunda convicción de que la educación puede contribuir a cambiar esta situación. Y este es el objetivo de la Cátedra, aportar las capacidades y conocimientos para crear un mundo más justo, a partir de la investigación interdisciplinar, el desarrollo curricular sobre la justicia social y el intercambio y el trabajo en red.

Laura Alonso Cano, presidenta de WILPF España, interviene en el encuentro.

“Hermanas, sed muy bienvenidas”, comenzó su intervención nuestra presidenta Laura Alonso Cano, que defendió que “vemos el patriarcado, el militarismo, el neoliberalismo y el colonialismo como causas interrelacionadas de los conflictos”. Frente a esta visión, WILPF aporta y defiende el feminismo que “incluye la idea de que las mujeres importamos, que la igualdad importa y que el género es una construcción: el producto de estructuras de poder desigual. Cuando esas estructuras cambien y cuando acabe el patriarcado, entonces podremos tener una igualdad real y la posibilidad de una paz duradera: una paz feminista”. WILPF, informó, “rechaza la idea de que la seguridad es sinónimo de la fuerza militar. Creemos que la seguridad real solo puede lograrse dejando de invertir dinero en la maquinaria de la guerra y financiando los cimientos de la paz. El militarismo no provee de seguridad, solo echa más fuego al conflicto”. Nuestra presidenta quiso dejar claro que “el neoliberalismo y el colonialismo han exacerbado las desigualdades, la exclusión y la destrucción del medioambiente. WILPF investiga, sensibiliza y defiende alternativas al neoliberalismo. Una paz duradera requiere un sistema económico justo y la protección de las personas y del planeta”. Laura Alonso Cano concluyó señalando que “vuestro trabajo nos inspira a continuar, pese a las dificultades”.

A continuación, intervino Sulaima Ishaq El-Kahlifa (Sudán) activista por los derechos humanos, en particular de los derechos de las mujeres y de la infancia y miembro del gobierno de transición resaltó la lucha pacífica de las organizaciones sociales para promover la democracia en su país. Y mostró su preocupación por el reciente golpe de Estado, que trata de revertir los avances que se han logrado. A pesar de la violencia que ejercen los militares, la sociedad va seguir trabajando para lograr que la democracia sea una realidad y las mujeres son uno de los actores principales en esta situación, resaltó.

Diaka Camara, de Guinea Conakry periodista, dirige la agencia CBC Worldwide Com. Ella resaltó la importancia de la educación para lograr una vida mejor y para superar algunas creencias y prácticas que lastran el desarrollo de las niñas, le restan oportunidades y las hace más vulnerables. Quiso dejar claro que hay muchas mujeres que tiene el poder de cambiar esta realidad. Podéis consultar una entrevista con Diaka, en la que habla de los retos de su profesión como mujer periodista en una sociedad patriarcal, aquí.

Sehin Teferra de Etiopía, es una activista feminista, cofundadora del grupo feminista Setaweet. Explicó que la alta participación política de las mujeres en su país no ha supuesto un gran cambio transformador, especialmente en las zonas rurales donde el sistema patriarcal es muy fuerte y a escasas oportunidades para las mujeres y niñas.

Kadijah Amoah, de Ghana, dirige varias empresas como la petrolera AGM Petroleum, Aker Energy y la compañía de inversión Aker Ghana. Resaltó la necesidad de que las mujeres puedan tener oportunidades para desarrollarse en su plenitud y esto significa tener acceso a las educación y a unas condiciones de vida dignas.

Y por último intervino Hafasat Abiola-Costello, de Nigeria, que es miembro del Gabinete de Gobiernos de Ogun, presidenta de la organización Women in Africa y un reconocida activista por los derechos humanos. Destacó la importancia de que las personas jóvenes se comprometan con los derechos humanos. Puedes ver la entrevista realizada por DEMOSPAZ en la que resalta la importancia de “empoderar a las mujeres para que tengan un papel protagonista en la economía”, aquí. En la entrevista señaló que pese a que las mujeres africanas son las principales productoras, no tienen acceso a créditos y sufren discriminación.

En el encuentro también estuvo presente Melene Rossouw, abogada y activista por los derechos de las mujeres, sudafricana, miembro de la Red de Liderazgo de Mujeres Africanas, movimiento apoyado por ONU Mujeres y la Unión Africana. DEMOSPAZ la entrevistó sobre la importancia de la cultura democrática y la defensa de los derechos de las mujeres frente a la violencia machista y sobre la necesidad de avanzar hacia la igualdad de género en el ámbito político pero también en el social.

El encuentro se cerró con una intervención musical de la española saharahui, Suilma Aalí .

Posts recientes
Contáctanos

Mándanos un email y nos pondremos en contacto contigo lo más pronto posible.

Empieza a teclear y presiona enter para buscar