• Carmen Magallón Portoles Presidenta

    No es fácil desaprender la violencia. La historia transmitida y el panorama internacional convertido en noticia han abonado la creencia de que la violencia es necesaria para conseguir determinados objetivos. No es así. La violencia es un lastre para el desarrollo de sociedades libres y democráticas. Y, en el caso en que parece lograr sus objetivos, estos quedan contaminados hasta hacerse irreconocibles.

  • Manuela Mesa Peinado Vicepresidenta / Representante de la Junta Internacional

    Es esencial prevenir la militarización de la respuesta a los problemas sociales. Se requiere contar con mejores diseños de política pública para favorecer una mayor cohesión social. Un factor clave es la participación de la sociedad civil y una ciudadanía activa en los ámbitos locales, entender que la seguridad pública es un tema de todos. No de las policías, los jueces y los políticos exclusivamente.

  • Laura Alonso Cano Secretaria

    Sé que no hay paz sin justicia social. Por eso formo parte de WILPF España, la sección española de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad que pronto cumplirá 100 años.

    Une tu voz a la nuestra.

  • Pilar Trigo Tesorera

    En mi carrera como docente he intentado siempre transmitir los valores de WILPF, incluso sin conocer su existencia, con la intención de hacer de este mundo un lugar más justo. Cuando conocí la organización, decidí que había llegado el momento de dar un paso más.

  • Ana Barrero Tiscar Vocal / Responsable de Comunicación

    “No se puede ser no violento de verdad y permanecer pasivo ante las injusticias”. Mahatma Gandhi

  • María Villellas Ariño Vocal / Representante suplente de la Junta Internacional

    Para lograr acabar con la guerra y la violencia tenemos que poner fin al patriarcado.