En un momento en que nuestro planeta está sufriendo el aumento de los niveles de emisión de dióxido de carbono y la creciente amenaza del calentamiento global es cada vez más evidente, se necesitan mayores esfuerzos para reducir la velocidad y detener el modelo de desarrollo actual.

Sin cambio de modelo de desarrollo nadie, ni aquellas personas más enriquecidas, lograrán escapar de los efectos de los cambios climáticos drásticos como la falta de agua potable, la destrucción de la productividad del suelo y una rápida disminución de la biodiversidad.

Nuestro enfoque

Para nosotras el término “desarrollo sostenible” expresa el concepto de proporcionar los requisitos básicos para la vida y la dignidad humana para todas y todos – presentes y futuros – de una manera consistente con la realidad ecológica de nuestra existencia humana. Esto significa, que los objetivos generales y requisitos indispensables para el desarrollo sostenible son:

  • Erradicación de la pobreza.
  • Modificación de las modalidades insostenibles de producción y consumo.
  • Protección y gestión de los recursos naturales.

¿Cómo la guerra tiene un efecto sobre el MEDIO AMBIENTE?

En 1999 WILPF Internacional establece el Grupo de Trabajo de Medio Ambiente. Desde entonces ha estado trabajando tenazmente para combatir y arrojar luz sobre las consecuencias devastadoras que la guerra y la preparación para la guerra tienen sobre el medio ambiente.

Daños ambientales como la contaminación del aire, agua y suelo; el saqueo no regulado de los recursos naturales y los impactos negativos de los movimientos masivos de población en el medio ambiente a menudo son comunes en tiempos de guerra y, en muchos casos, son sólo reversibles en el largo plazo.

Para nosotras, una manera justa y equitativa de vida sostenible no será posible sin una transformación radical de la sociedad. Tenemos que transformar la idea de que la seguridad es igual a la fuerza militar por un concepto de seguridad conectado con el bienestar de cada ser humano, una sociedad basada en los derechos humanos universales, la justicia, la paz y el respeto por el mundo natural del que dependemos.