El desarme total y universal hdesarme-wilpfa sido una de nuestras metas desde nuestra fundación, en 1915. El desarme es una cuestión fundamental para nosotras, por varias razones. Vivimos en un tiempo en el que:

– Ocho países aún poseen alrededor de 20.000 armas nucleares
– El gasto militar mundial ronda 1,7 billones de dólares estadounidenses
– Cerca de 2.000 personas son asesinadas por armas… cada día

El excesivo gasto militar, la falta de regulación de los tratados de armas y la posesión de armamento nuclear por parte de ocho de los Estados más poderosos del mundo son -sin lugar a dudas- algunos de los principales obstáculos para la seguridad.

¿Qué hacemos?

Trabajamos en resoluciones de desarme para crear un marco robusto al que dirigir los retos relacionados con la seguridad, incluyendo la crítica al militarismo, al exceso de armamento y a la utilización de la amenaza del uso de la fuerza.

Creemos que que debemos aproximarnos al desarme y al control de las armas desde el prisma de las ley internacional humanitaria y como imperativo para los derechos humanos y la seguridad. El debate de empezar por dejar de presentar las armas como herramientas para la “seguridad del Estado” y empezar a centrarse en la necesidad de los seres humanos de ser protegidos contra el impacto de dichas armas.

Nuestro trabajo internacional en materia de desarme es coordinado a través del conocido programa Reaching Critical Will. Esta iniciativa monitoriza los procesos de desarme multilaterales y facilita a la sociedad civil la participación en reuniones y conferencias. Asimismo, realiza estudios de investigación e informes en asuntos clave para el desarme, contribuyendo al análisis crítico y a la defensa del desarme, la reducción del gasto militar y la desmilitarización, de cara a garantizar la seguridad y la justicia.