Carta de WILPF España en solidaridad con los manteros

One Tier wedding veil

16 de marzo de 2018

Las mujeres de WILPF expresamos nuestra tristeza y dolor por la muerte de Mame Mbaye Ndiaye, mantero senegalés que murió en Madrid el 15 de marzo de 2018 tras sufrir un ataque al corazón después de ser perseguido por la policía. Mame Mbaye llevaba doce años viviendo y trabajando en España y, como todas nosotras, seguro que tenía sueños y aspiraciones. Las leyes racistas de este país lo condenaron a una vida precaria dedicada a vender en la manta. Las mujeres de WILPF rechazamos la legislación racista que impide que ciudadanos y ciudadanas de otros países puedan regularizar su situación administrativa en nuestro país y gozar así de todos los derechos de ciudadanía. Exigimos que se investigue la muerte de Mame Mbaye y que su familia pueda conocer la verdad sobre lo sucedido. Expresamos nuestras condolencias a su familia y sus compañeros y compañeras del Sindicato de manteros y lateros de Madrid, del que formaba parte.

Las guerras y la pobreza generada por un orden neoliberal injusto fuerzan a millones de personas cada año a huir de sus hogares en busca de nuevas oportunidades de vida. Muchas de esas personas tratan de subsistir vendiendo de forma ambulante en las calles de nuestras ciudades. Esta forma de trabajo no amenaza el comercio de nuestras ciudades. Si el pequeño comercio está en riesgo es por la proliferación de grandes superficies que obtienen enormes beneficios a costa de condiciones de trabajo precarias y de la producción en condiciones inhumanas en países con regulaciones laborales que no respetan los estándares internacionales en materia de derechos humanos. Expresamos, también, nuestra enorme preocupación por las diferentes formas de racismo que proliferan en nuestra sociedad.

Desde WILPF, organización pacifista feminista que desde 1915 promueve la paz y los derechos humanos, exigimos la derogación de las leyes de extranjería racistas; el cierre de los CIE y el respeto a los derechos humanos de todas las personas migradas; el fin de las redadas policiales racistas; y la promoción de políticas de acogida a las personas refugiadas que huyen de conflictos armados, en cumplimiento de la legislación internacional sobre el derecho de asilo y refugio.

Carmen Magallón Portolés

Presidenta de WILPF España

Descargar carta

Posts recientes

Deja un comentario