Carta de WILPF España al Ayuntamiento de Madrid #25N

Sr. José Luís Martínez-Almeida, alcalde de Madrid

Sra. Begoña Villacís,  vicealcaldesa de Madrid

 

La Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF en sus siglas en inglés) es la organización de mujeres por la paz de más larga vida en el mundo. Fue fundada en 1915, en medio de la Primera Guerra Mundial, cuando más de 1000 mujeres, procedentes tanto de países que estaban enfrentados en guerra como neutrales, se reunieron en La Haya para tratar de parar la violencia en curso. Mientras los hombres de sus países se estaban matando, ellas aprobaron 20 resoluciones que pusieron las bases para una legislación internacional capaz de regular los conflictos internacionales a través de la negociación y el arbitraje; fueron las madres de las Naciones Unidas pues su filosofía alimentó los 14 puntos de Woodrow Wilson que pusieron fin a aquella primera Gran Guerra y dieron luz a la Sociedad de Naciones, precursora de las Naciones Unidas.

Desde ese legado, tenemos en gran consideración que cada 25 de noviembre, desde hace 15 años, los sucesivos gobiernos municipales de la ciudad de Madrid han venido consensuando una declaración institucional contra las violencias machistas, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Sin embargo, Sr. Martínez Almeida, Sra. Villacís, alcalde y vicealcaldesa de la ciudad de Madrid, es noticia que este 25 de noviembre ese meritorio consenso se verá quebrado por la negativa de los/as concejales/as de la ultraderecha de apoyar la declaración.

Las cifras son terribles e incontestables: Desde 2003, 1.027 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex-parejas en España. En Madrid han sido asesinadas desde esa fecha 107 mujeres, 6 en lo que va de año 2019.

No obstante, esas cifras tan sólo muestran la magnitud de la violencia más extrema, que no es más que la punta de un iceberg donde miles de ciudadanas de Madrid, entre otras, sufren violencias machistas todos los días de sus vidas, y también un gran porcentaje de sus hijos e hijas.

Sabemos que ustedes también detestan las violencias machistas y sus terribles consecuencias. No permitan que los concejales y concejalas de la ultraderecha rompan un consenso colectivo largamente fraguado y que fundamentalmente sirve para deslegitimar a los violentos.

Históricamente el silencio social sobre las violencias machistas ha permitido su naturalización. Es en la denuncia pública donde los violentos encuentran la desaprobación colectiva a sus conductas. Estamos hablando de eso, de desaprobar y repudiar la violencia contra las mujeres o callar y darles legitimidad a los violentos. Permítannos interpelarles: ¿de qué lado está el Ayuntamiento de Madrid como institución?

No es fácil asumir que la violencia tiene género, pero no hacerlo les incapacita para enfrentarla.

Jane Addams, primera presidenta de WILPF, y premio Nobel de la Paz en 1931, señaló “«Nada podría ser peor que el miedo a renunciar demasiado pronto y no hacer un esfuerzo que podría haber salvado al mundo». Señor Martínez-Almeida, señora Villacís, no renuncien a hacer un esfuerzo para devolver la dignidad de quienes son más vulnerados y pongan límites a la barbarie. No renuncien a los ideales que les han hecho entrar en la política: el bien común. No renuncien a posicionarse clara y firmemente contra la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres

Como señalaba Jane Addams, “el progreso social depende tanto del aumento de la sensibilidad moral como del sentido del deber”.  Y a eso apelamos.

Descargar carta

Posts recomendados

Deja un comentario